mayo 22, 2024

Cómo hacer Kombucha casera. Receta

LLevamos poco tiempo haciendo Kombucha (a Enero del 2024 de momento tan solo 3 tandas), pero la intención es seguirla haciendo por mucho más. Y para no tener que estar buscando siempre dónde hemos apuntado cómo la estamos haciendo, vamos a dejar aquí escrito cómo hacer Kombucha casera. Receta.

Foto de la última tanda de kombuchas que ha salido, como véis reutilizando botellas de otras marcas de Kombucha que hemos ido consumiendo durante los últimos meses y que ha hecho que nos animemos a prepararla en casa.

20231227_145053

Como decimos, esto no va a ser una master-class de hacer Kombucha, sino unos pequeños apuntes para nosotros.

Si a alguien le viene bien, perfecto. Si tenéis alguna pregunta, la responderemos siempre dejando claro que no somos expertos ni pretendemos serlo (al menos no de momento, quién sabe qué puede deparar el futuro). Y que la Kombucha que hacemos la hacemos para nuestro consumo (y de vez en cuando regalar a algún amigo, si es que se atreve a beberla 😉 )

La cantidad empleada de los ingredientes, varía según dónde leas, así que nosotros nos basamos en la receta de este libro que hemos comprado y que está muy bien: Kéfir, Kombucha y otras bebidas probióticas.

20240111_180710-01

Ingrediente indispensable para hacer Kombucha: Scoby

Y ¿qué demontres es el Scoby? No vamos a empezar a escribir algo que está fenomenal explicado en otros sitios de Internet, así que aquí os va un enlace que os puede ayudar: ¿Qué es el Scoby?

Formas de conseguir un Scoby

  • De un amigo que haga kombucha. Así lo hemos conseguido nosotros. ¡Gracias Iñaki por regalarnos uno en funcionamiento! El modo más bonito de hacerlo. Si alguien quiere y en ese momento tenemos disponible os podemos regalar uno.
  • Creándolo a partir de una Kombucha que puedas comprar y que sea totalmente natural (sin pasteurizar, ni aditivos, ni sabores ni nada). Estamos también haciendo la prueba de crear uno así, y pronto pondremos en marcha una tanda de Kombucha con este nuevo Scoby.
  • Adquiriéndolo en alguna de las páginas que puedas localizar en Internet.

Tarro fermentador para preparar la Kombucha

Hemos empezado a hacerlo en tarro de cristal con grifo.

20240106_184418

Estamos intentando aclarar que realmente no hay ningún inconveniente por utilizar este tipo de bote ( su grifo no es metálico), pero la verdad es que hemos visto más gente que lo hace así y las primeras tandas están saliendo bien buenas. El que tenga el grifo es muy muy cómodo para luego embotellar tranquilamente desde él mismo.

Aprovechando que nos ha llegado hoy un segundo tarro, documentaremos el proceso de hacer una nueva tanda.

Aquí el nuevo tarro bien limpito y preparado para empezar.

20240111_175015-01

Ingredientes que utilizamos

Según el libro, por 1’5 litros hace falta los siguientes ingredientes

  • Scoby (o también llamado madre de kombucha)
  • 15 cl de cultivo iniciador
  • 90 gr de azucar de caña ecológico
  • 8 gr de té verde (sencha u oolong) , negro o blanco
  • 1’5 litros de agua mineral

El tarro en el que vamos a fermentar es de 5 litros. En él utilizaremos 4 litros de agua mineral, y 40 cl (400 ml de cultivo iniciador o kombucha que hayamos hecho en otra tanda). Por lo tanto necesitaremos

  • Scoby
  • 40 cl de kombucha que hemos guardado de la anterior vez o de alguna comprada que sea totalmente natural.
  • 240 gr de azucar de caña ecológico
  • 21 gr aprox de té verde
  • 4 litros de agua mineral

Proceso de preparación de la Kombucha

En nuestro caso en las diferentes tandas de kombucha que hemos hecho, hemos utilizado diferentes azúcares. Aún no tenemos claro cuál es el mejor, pero en esta ocasión vamos a utilizar el azucar integral de caña de la foto siguiente. Creo que si no es integral, a los bichitos les gusta más, pero nos han dicho que este va bien), así que manos a la obra.

20240111_180104-01

Primero vamos a preparar una infusión con el té. Para ello, calentamos los 4 litros de agua mineral en una cazuela de acero inoxidable, sin que llegue al punto de ebullición.

Quitamos la olla del fuego, añadimos el té y removemos, dejándo que infusione durante 5-10 minutos (nosotros dejamos unos 10). El tiempo varía según el té elegido, para el negro parece que hace falta más tiempo.

Una vez ha infusionado y con el fin de quitar totalmente las hojas de té, colamos a otra olla inoxidable.Queda sólo la infusión y en ella añadimos los 60 gr de azucar de caña, removiendo para que se mezcle bien.

Ahora es muy importante dejar enfriar hasta temperatura ambiente la mezcla. Si no, podríamos matar el Scoby.

Mientras tanto, preparamos el tarro. Ponemos los 40 cl de una kombucha que tenemos de la tanda anterior guardado

Como hemos dicho, hoy estamos preparando un tarrro fermentador que nos acaba de llegar. La próxima tanda en este tarro, lo que haremos es a la hora de embotellar, dejar 40 cl aprox de kombucha en el fondo del tarro junto al Scoby, y luego echar ahí mismo el te que preparemos. Esta es la ventaja de un tarro fermentador con grifo, es muy cómodo hacer tandas seguidas.

Echamo al tarro la kombucha, y metemos con cuidado el Scoby que hayamos conseguido o que tengamos de alguna otra tanda.

20240111_175425-01

En este caso , el Scoby es más pequeño porque donde estaba almacenado era un tarro mucho más estrecho. A partir de ahora y con los días, el Scoby que vaya generándose irá cogiendo el sitio que pueda en la superficie del te.

20240111_175438-01

Mientras estamos esperando que la infusión con azucar llegue a temperatura ambiente, tapamos el tarro para evitar que entre polvo, mosquitos ni nada.

20240111_175525-01

Una vez esté a temperatura ambiente, agregaremos la infusión con azucar al tarro, y volvemos a taparlo bien con el trapo de algodón (para que pueda respirar) y cerrándolo con gomas.

Con esto ya tenemos terminado la primera etapa, ahora hay que dejarla fermentar.

Etapa de Fermentación

En esta etapa, los microorganismos del Scoby (bacterias y levaduras) empezarán a alimentarse del azucar. De ahí que aunque en los ingredientes haya mucho azucar, el producto final no tiene tanto. Dependerá del tiempo de fermentación que dejemos.

En nuestro caso y sobre todo que ahora estamos en invierno y nuestra casa no está a 20 grados nunca, estamos dejándole entre 10-12 días de fermentación (quizá deberíamos dejar aún maś para que tenga menos azucar aún), con el tarro bien tapado por debajo y lados con mantas . La parte de arriba tiene que respirar, así que sólo la dejamos tapada con el trapo de algodón de la foto de arriba.

Con esto queremos que la temperatura esté un poco más alta que en casa. En verano, el tiempo de fermentación será más bajo sin duda, iremos aprendiendo. Existen otros modos de tener el fermentador más caliente (calentadores eléctricos especiales para esto), pero de momento así parece que está funcionando.

Entre el 8º y el 12º día vamos probando un poco cómo está de sabor. Para ello utilizamos el grifo desde el que sacamos un poquito de Kombucha. Cuando el sabor está ya más o menos como queremos, podemos pasar a la etapa de embotellado y segunda fermentación.

Segunda Fermentación de la Kombucha

Embotellamos en botellas bien limpias (más abajo explicamos cómo hacemos la limpieza). Para ello, utilizamos el grifo, ¡es comodísimo! No llenar a tope tope las botellas, dejamos un poco de espacio arriba. Ahora empezará una segunda fermentación y se generará gas, por lo que hace falta un poco de espacio en la botella.

Rercordar que tenemos que dejar unos 400ml de kombucha para preparar la siguiente tanda. Con esto podemos empezar a preparar ya de nuevo la siguiente tanda ! 😉

Una vez llenas , cerramos bien las botellas y las dejamos fermentando otros 2 días mínimo. Por si acaso, de vez en cuando abriríamos las botellas.

Trascurridos los 2 días (o algo más en alǵun caso), metemos las botellas en la nevera, y ya están listas para consumir. Al meterlas al frigorífico y estar a temperatura fría, se detiene el proceso de fermentación y no se genera más gas. Si a la hora de consumir una vemos que tiene poco y nos gusta más gaseosa, podemos dejar algo más de tiempo fermentando a temperatura ambiente.

Interesante este artículo que habla sobre el Gas en la Kombucha casera

Ahora, ¡sólo queda disfrutarlas y seguir aprendiendo!

Limpieza de las botellas en las que almacenaremos la Kombucha

Utilizamos esta torre de limpieza / desinfección de botellas para limpiar las botellas antes de embotellar. La teníamos en casa porque también hacemos cerveza casera, así que ahora también la utilizamos para esto. El líquido usado es Starsan + agua (en proporciones mencionadas en el Starsan)

20240106_113100

Kombuchas de diferentes sabores

Una vez llenas las botellas y antes de cerrarlas, podríamos aprovechar para meter en ellas diferentes elementos para cambiar el sabor de la kombucha final. Pero de momento, sólo explicamos cómo hacer la kombucha original. Nosotros ya hemos empezado a jugar con sabores, y la verdad es que salen cosas bien buenas. Ya iremos explicando en algún otro post.

2 comentarios en «Cómo hacer Kombucha casera. Receta»

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Captcha *

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies