Mis rodillas y el maldito sillín de la bicicleta

Bueno, en otro post os comenté cómo tenía mi sospecha de que el dolor de rodillas que he tenido durante 3 laaaaaaaaaargos meses tenía que ver con el cambio de sillín que hice en mi bici..

El sillín con el que empecé a andar en bici hace un par de años (hasta entonces era un pato, bueno.. y sigo siéndolo, jeje), era modelo de chico. Y cambié a uno de chica hace 3 meses, pensaba que sería mejor. Pero al parecer estaba acostumbrada a ese y el de chica es más ancho con lo que me cambió la forma de pedalear, y además un poco más alto….

Tan solo quiero confirmar las sospechas. Desde que estuve en Jaca donde Lidia y a los dos días cambié al sillín viejo, no he vuelto a tener el dolor.. manda narices… Bueno, estoy más contenta que unas pascuas. Por fin podré andar estos días y por lo menos hacer la Treparriscos de este año (ya queda menos de 2 semanas).. 😉

Sentía una impotencia de la leche, y resulta que era todo por un sillín, es impresionante.

Lo dicho si tienes dolor de rodillas y habitualmente andas en bici… primero hazte una pregunta :¿he cambiado algo en la bici últimamente? parece que cualquier mini-cambio puede provocar este tipo de lesiones..

Espero que no os toque o que por lo menos identifiqueis a tiempo cuál es la causa.. 😉

Ahora a disfrutar de la bici, ya se me había olvidado que era eso… jeje

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Mete la respuesta a la cuestión numérica *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies