Si me dan a elegir siempre diré que prefiero el buen tiempo. Pero también tengo que decir que no me gustaría vivir en un sitio donde siempre la temperatura fuera estable y la misma. Cada estación tiene su encanto y cuando el invierno nos regala nieve es una maravilla.

Este fin de semana daban malo en la zona y hemos decidido quedarnos en casa. Para el sábado la previsión de nieve era de 600 metros, pero esta vez no han acertado del todo y ha nevado incluso en el pueblo.

Mi plan para el domingo era algo de gimnasio y terminar nadando un poco, pero el sábado surge  un plan alternativo al que nos apuntamos: dar una vuelta a Karakate a la mañana en grupo. Plan: zapatillas y ver venir.

Y allí que vamos. Al final subimos a Karakate andando los 5 que nos hemos juntado, y una vez allí empezamos a trotar un poco. Está todo precioso y además tenemos suerte que aunque dan precipitaciones durante todo el domingo, no es así y no llegamos a mojarnos más allá de lo que sudamos.. 😉

IMG_20180107_113215

hay una bonita capa de nieve..

IMG_20180107_113252

LLegamos a Irukurutzeta… donde hay que sacar la foto de rigor..

IMG_20180107_115558

IMG_20180107_115641

Y de allí ya bajamos hacia San Lorenzo. ¡Lujazo de mañana disfrutando de la nieve!

Este invierno ya hemos tenido dos buenas nevadas en casa… ¿llegará la tercera?