Una de mis objetivos de natación de esta temporada es cambiar mi viraje “raro” de una vez por todas.

No es que lo haga lento, ni que pierda tiempo, ni que me ahogue al hacerlo, pero tengo dudas que pueda ser del todo “bueno para el cuerpo” este tipo de viraje. Lo hago muy extraño y con el brazo derecho siempre me ayudo demasiado para completarlo, cosa que creo que provoca que sea el brazo que más tocado suelo tener.

Foto de piscina de Anoeta

Mirando un poco en Internet, he encontrado esta serie de 3 videos en la que me ha gustado cómo explica cómo podemos hacer el viraje, y ya me he puesto manos a la obra.

No sé si lo conseguiré o no, pero ya tengo en qué centrarme.. 😉 Me cuesta mucho ir nadando y pensando qué es lo que tengo que hacer, pero espero que un día salga natural y sin pensar.

¿Alguién tiene algún otro método explicando algún giro que os guste y os parezca que está bien explicado? ¿Vosotros cómo lo hacéis?

Al agua patos