Todavía no hemos hecho el relato de nuestro paso por los Alpes Franceses en estas vacaciones de verano 2010, pero ponemos este relato de nuestra participación en Les Menuires – Val Thorens Mountain Bike 2010, marcha BTT

Aprovechando que en la Oficina de Turismo de Courchevel hemos visto que el día 22 de Agosto hay una prueba de mountain bike, allí que nos acercamos

En internet hemos podido informarnos de algo, pero tampoco es que hayamos visto mucho. Hay 3 recorridos, 40, 70 y 100km. Yo que soy más animada (por no decir colgada) en un principio digo que a por la de 100… pero tras ver cómo son las salidas por aquí en mountain bike recapacito y elegimos la de 70.

En la inscripción vemos que hay 2 opciones, de elegir apuntarse a la “carrera” y a la “randonee” (paseo me suena a mi que es esto). Ambas opciones salen a la misma hora y comparten ruta. La única diferencia es que te cogen tiempo, y dan premios a los 3 primeros de cada una de las rutas. Nos apuntamos a la “carrera”.. total, voy a hacer lo mismo.. y si hay pocas chicas o más bien ninguna más, pues algo que me llevo para casa.

La prueba de 100km tiene 3.400 metros de desnivel, y la de 70 no sabemos seguro, veremos al final. Lo que sí sabemos es que la primera de las subidas tiene más de 1.200 metros de ascensión en continuo y que llegamos a 3000!!! metros.. Nunca hemos estado tan alto con las bicis. Luego en el perfil se ve que hay un sube baja suave continuado, y tras pasar por Les Menuires,
una bajada importante y la última ascensión mortal del día , casí otros 1000 metros acumulados.. así que quedarán en 2000
largos de desnivel

La salida es a las 8 de la mañana..

(temiendo lo que vendrá por delante, con la sonrisa floja!)

Han juntado la salida de los de 100 y los de 70. La organización está muy bien, y el
montaje para los pocos que estamos también. En salida algo menos de 150 personas entre ambas pruebas (los de 40 salen a las
8’30 así que no sé cuántos habrán sido), y en organización hay muchísima gente.

Enseguida veremos que lo que nos espera durante el día no será moco de pavo. Nada más salir en menos de 1km hemos hecho una
subida con buena pendiente,

donde ya nos vamos estirando un poco, nos meten por una mini senda en un bosque con 2 buenas
curvas en las que más de uno echa pie y cuerpo a tierra.. (yo ahora las he pasado y bien, pero en la segunda vuelta por el pueblo me caigo en una, jeje) y enseguida empezamos ya a subir , subir y subir por pista interminable donde cada uno va
cogiendo su posición.

Mi objetivo de hoy es terminar e intentarlo hacer en menos de 7 horas, porque en la información hemos leido que los meilleurs
(mejores) harán sobre las 4 horas, y los de randonee (la marcha) sobre 7, así que ese es mi objetivo.. 10km/hora… puede sonar a poco a quienes andéis en mountain, pero os puedo asegurar que no me lo parece.

No sé seguro cuánto tiempo pasamos para subir hasta los 3000 metros de altitud, pero creo que poco menos de 2 horas de
interminable subida…


(bonita, ehh… ¿os estáis riendo so bichos!!! ?? Pues mirar a Hulk en la derecha con la bici en la chepa!)

En todo momento voy mirando el pulsómetro, y voy todo el rato por debajo de 170pulsaciones. 165-170, y no me noto mal, así que creo que es un buen ritmo para poder terminar la prueba. No me conozco mucho en pruebas tan largas y menos de monte, pero creo que si no estoy mucho tiempo por encima de 170 andaré bien. Veremos..

En la cota de 3000 metros hay avituallamiento y están sacando fotos a todos los de la prueba. Según nos ha parecido entender luego nos las harán llegar, a ver si es verdad! 😉

Tras tomar una coca-cola, algo de comer y sacarnos varias fotos comenzamos el primer descenso del día. Pensando que podríamos
descansar un poquillo durante la bajada, primera rampa pronunciada con pedruscos que acaban en un nevero y con Iñaki en el suelo al entrar al mismo. La menda por supuesto viendo el percal, se baja de la bici.

Nos alucina ver allí un pedazo todo terreno abandonado a su suerte a 3000 metros de altura en pleno nevero.

Suponemos que será de algún listillo que intentó pasar por allí. Bastante suerte ha tenido… eso si, el coche dificil recuperarlo de alli.

Tras pasar el trozo de nieve, comienza de nuevo la bajada.. larga y pedregosa.. que hace que otra vez esté deseando comenzar a subir.

Mis mini-muñecas acaban reventadas y llega un momento que pienso que no podré aguantar…. y entonces termina esta  “pestosa” bajada.

Y otra vez por pista para arriba…

durante un par de kilómetros que nos lleva al final de un telesilla, donde empieza una bajada de lo más divertida, con peraltes y un montón de curvas.. una especie de tubo. Este tipo de bajadas nos encanta a los dos…. tan solo hay que ver que no hay ninguna foto…. Iñaki ni se paró a sacarlas, jeje.. 😉 Disfrutar a tope!

Seguimos descendiendo por pista hasta que cogemos a la izquierda y subimos hasta el Lac du Lou, donde está el tercero de los avituallamientos.

Tras el avituallamiento, nos metemos en un sendero sube-baja que va bordeando una ladera.

Sobre todo al principio tengo que echar pie a tierra y empujar la bici… pero bueno, estoy acostumbrada..

Volvemos a coger una pista ancha que nos llevará hasta abajo de Les Menuires, donde tras 1km duro de subida hasta la plaza, pasamos por meta y volvemos a dar la vuelta del pinar que hemos hecho al principio.. para proseguir con la marcha.

Ahora toca toooodo bajada por algo de carretera y pista, atravesando varios pueblecitos chulos (Le Levassaix, Praranger) hasta llegar a bajar para cruzar el rio. A partir de ahí, cogemos un falso llano que nos va llevando hacia arriba hasta el
penultimo avituallamiento del día (Le Chatelard) donde comienza la larga y supuesta última subida del día.

No sé cuántos km tendrá la subida, pero algo más de una hora de subida bastante dura sin descansos y con una parte final muy dura, donde
muchos echamos pie a tierra en varios sitios y arrastramos la bicicleta. Las fuerzas empiezan a escasear podría decirse. Eso sí, Iñaki un par de veces sí que baja de la bici, pero es demostrandome su solidaridad… Todo el resto de gente que iba cerca nuestro, tambien arrastra las bicis, jeje… menudo cirquillo… 😉

Ahhh.. en esta última subida he intentado ponerme a prueba. Una chica que también va con dorsal de carrera me está alcanzando
y la verdad es que ni la había visto en toda la marcha. Sí que la había visto en la salida, pero en la primera subida ya me he ido bastante..

En una de las cuestas miro y allí que está a unos 400 metros. Le pregunto a Iñaki y me dice que sí, que es ella… y que no ha querido decirme nada (porque sabe que lo de ponerme metas de puestos y demás me hunde) pero que me lleva controlando todo el tiempo. En los avituallamientos parece que cuando yo paro y estoy tranquila.. ella llega al poco tiempo y o no para o no esta nada de tiempo.. y siempre anda por ahi…

Voy a probarme… a ver cuánto aguanto. Miro el pulso y consigo subirlo de nuevo al ritmo de la primera de las subidas. Esto ya es un logro para mi… después de 4 horas de prueba y todavía consigo subir a casi 170! Y ahí que mantengo… pero poco a poco y según pasa el tiempo se acerca, hasta que al final me pasa.. También es verdad que cuando veo que no consigo sacarle
nada enseguida bajo el pulso (= dejo de intentarlo).

Eso si.. aquí tenéis mis pensamientos mientras intento que no me coja:
– “mecaguen la leche, con lo bien que voy yo en toda la prueba, parando tranquilamente a beber y comer en los avituallamientos.. y ahora que llega el último avituallamiento… ¿ni voy a poder tomarme una coca-cola tranquilamente? Pues anda que me hace gracia!”
– “Y si consigo llegar por delante a la cima… ostras! que luego viene una bajada.. y yo eso de jugarmela en una bajada… va a ser que no….
– “Total… si no voy primera, segunda ya quedaré… no?” (más bien si, no sabía pero no había ninguna más en la “carrera”, si en la “randonee” haciendo lo mismo, pero no haciendo tiempo).

Vamos, que está claro que con estos pensamientos poco o nada puedo hacer, ¿o?

Cuando me pasa la verdad es que me quedo tan ancha y feliz…. y pienso en la pedazo coca-cola que voy a tomarme cuando llegue arriba. Cualquier otra estaría pensando, “Igual bajando soy mejor, y le puedo ganar”… pero de momento mi cabeza sigue sin funcionar asi… Igual algún día… no lo se..

Arriba, ultimo avituallamiento del día. La coca-cola está caliente, pero ¡cómo entra! Sabe a gloria. Uno de los del avituallamiento me da la referencia de la que me ha pasado, diciendome que la primera está a huevo… pero va a ser que me da igual.. 😉

Un trozo de bajada por pista de hierba y luego otra vez sendero larrrrguisimo en el que vamos a pedo de burra (gracias a mi, claro). Sendero con subidas y algunas de ellas más que subidas donde hay que empujar de nuevo la bici.

(al fondo el Mont Blanc)

Cuando ya termina el sendero.. por fin!!! bajada por pista hasta Les Menuires, donde sólo nos queda el último kilómetro duro de subida del día…
para terminar y dar por concluido un día de BTT en altura y por sitios preciosos.

Tras comer y beber algo en el avituallamiento de meta

vamos a limpiar las bicicletas…

y para cuando volvemos ya han dado los trofeos de la de 70km. Y por supuesto allí que tengo que subir luego yo sola… 😉

Una copita para casa.. Ahhh.. y lo más importante, mi objetivo conseguido: bajar de 7 horas!!! 06:44 con 10,40km/hora de media.. Teniendo en cuenta que el que ha ganado ha hecho 14,95km/hora me doy con un canto en los dientes!!!! 😉

Al final 70km, 2850metros de desnivel (casi nada!). Cansados y bien cansados tras casi 7 horas de pedaleo y muy agusto.

Una ducha y a ver el resto de gente como llega..

ya tienen mérito los que han hecho la de 100. Hay muchos que llegan hhhechos polvos

Aquí el podium de los de 100. Hay una única chica, menuda campeona!

Como final decir que nos ha encantado la prueba. Bien es cierto que el tiempo ha ayudado y mucho. Esto con lluvia y subiendo a 3000 metros puede ser “mortal”.. más bien impracticable..  Pero totalmente recomendable.

Los avituallamientos justitos, aunque muchos. En la información nos dijeron que había solo 3, cada 25km.. pero luego había muchos más. Cuando digo que justitos es porque no hay tantas cosas como estamos acostumbrados en las marchas de nuestra zona, pero estaban muy bien. Además ya avisaban que había que llevar comida y bebida nosotros mismos.

La organización muy buena. Mucha gente en todos los cruces y la señalitica fenomenal.

Sin más, esta es nuestra participación en otra marcha BTT.. 😉

(foto sacada de http://www.lhexagonal.com/mountain_bike/) Nos ha encantado! 😉
Las ultimas tres fotos, enviadas por la organización.. 😉 Preciosas!! 😉

TEST DE LA CANNONDALE SCALPEL

Ahhh… esta sí que ha sido la prueba de fuego de la Cannondale Scalpel. Sigo pensando que estaría mejor si tuviera mi mando de control de la suspensión trasera en el manillar (al igual que la Scott Spark 30 que tengo), pero el resto me encanta. La horquilla delantera, la “cojita” o Lefty.. es una pasada… estamos encantados. Y la suspensión trasera a pesar de ser completamente diferente a la que tengo en la Scott está muy bien y de momento no he echado de menos más suspensión… Es ligerísima para ser una doble y además muy manejable.

Los pedales Crank Brothers un acierto sin duda también. Entran fácil.. en caso de apuro, salen también fácil y con barro muy bien.

Ya escribiré sobre la bici y los pedales, aunque supongo que iré metiendo muuuchas chapas sobre ellos, jeje