Hoy la gente parece que duerme un poco mejor, y no se oye movimiento hasta las 6:45

Tras desperezarnos empezamos a vestirnos el traje de faena (el mismo de la primera etapa). Al acostarnos ayer metimos en el saco los culottes, el maillot, los manguitos, la camiseta transpirable y el chaleco. Así duermen con nosotros y a la mañana la ropa está calentita. Eso en el frío de la mañana se agradece.

Al abrir la tienda nos encontramos con una niebla cerrada y hace fresquito, aunque los organizadores dicen que levantará pronto y tendremos calor…. eso esperamos! 😉

Tras realizar el proceso de recogida de la mañana, nos preparamos para el desayuno. Como todos los días, es a las 8. A esa hora estamos en la mesa, listos para devorar el desayuno.

Nos preparamos los bidones con sales, rellenamos el camelbak y para las 8:45 estamos listos y ansiosos de recibir la hoja de ruta y escuchar la charla previa a la etapa.

A las 9 de la mañana comenzamos la segunda etapa: TOUNFITE – CASA FORESTAL (TAJADIS) de 56+2 kilómtros. Primero debemos recorrer los 2 kilómetros que quedaron pendientes de la etapa de ayer. Y pararemos para poner los kilómetros a 0 y así poder guiarnos con la hoja de ruta.

En los primeros 14 kilómetros de la etapa iremos remontando el río hasta llegar al pueblo de Agoudin, donde tendremos el primer reagrupamiento. En este tramo son muy visibles los efectos que produjeron las fuertes lluvias de la semana pasada: carretera llena de sedimientos, tramos de carretera hundidos, etc..

En la llanura que hay entre Tagoudit y Agoudin vemos los primeros campos de cosecha (patata, maiz, algunos manzanos… )

Una vez reagrupados, retomamos la marcha cruzando el rio para seguir remontándolo por la otra orilla. En el albergue Ahchaoui nos volvemos a reagrupar y algunos aprovechan para beber alguna coca-cola.

Una vez avituallados reanudamos la marcha con una subida de 9 kilómetros al puerto de montaña.

Descendemos por asfalto hasta Anekisi, donde el asfalto se convierte en pista de tierra y continuamos el descenso hasta reagruparnos en un cruce de caminos donde curiosamente hay un surtidor de gasolina en la mitad de la nada.

Posteriormente nos adentramos en un bosque de cedros que lo atravesaremos siguiente el cauce del rio. Un río que en algunos tramos se ha comido la pista y tenemos que pedalear por el mismísimo cauce. Durante el descenso empiezan los pinchazos y las caídas…  parece que este precioso descenso nos ha pillado con ganas de soltar adrenalida y los llantazos han sido inevitables…

Al final de la bajada nos volvemos a reagrupar. Da gusto ver las caras de satisfacción de tod@s. Cada cual ha disfrutado a su manera de la bajada.

Esperando a que lleguen todos nos llega el susto del raid: Tomás (unos de los malafortunados a quien habían extraviado la bicicleta en el puente aéreo, y que hoy había cogido la bicicleta de un particante que estaba indispuesto) se ha caido al río de una altura de 3 metros. Parece que no tiene nada, aunque seguro que estará un poco dolorido.

Tras una hora de neutralización en el reagrupamiento, encaramos el último tramo hasta llegar a la casa forestal. Ladeamos por encima del río cruzando una aldea, y tras volver a cruzar el río empezamos a subir a la casa forestal por una pista de tierra en buen estado. En un tramo el río ha engullido la pista y sólo ha quedado una diminuta senda por donde pasar.

Kilómetro 56 , hemos llegado a la casa forestal. Una casa rodeada de árboles, hierba y acequias con abundante agua.

Según llegamos empezamos con el ritual de final de etapa: tienda, mochilas, asearnos, montar tenderete y limpiar las bicis.

Hoy también tenemos visita: dos preciosas niñas y un niño que están pastoreando con ovejas, se han acercado al campamento y reciben caramelos, material escolar y más cosillas que los participantes hemos llevado para repartir entre los crios.

Además también aparece un chavalillo en bicicleta, y a este nosotros le damos un maillot de itxaspe (es el fichaje estrella del equipo itxaspe, jeje)

A las 6 de la tarde tenemos la merienda a base de te y pastas, todos llegamos muertos de hambre. Tras engullirlo empezamos a revivir la etapa saboreando el segundo té al calorcillo de la jaima. Vemos que muchos ni se han parado en la bajada del bosque a sacar fotos, la adrenalina ha podido con la belleza del paisaje, jeje

A las 8  llega la cena de la cual damos buena cuenta.

Tras cenar llega la charla de la organización, donde Faustino nos cuenta lo que veremos mañana y nos habla un poco del país y de las zonas rurales que pasaremos. Cuando terminan, algunos nos acercamos a la hoguera entre otras cosas para secar las zapatillas y ropa . 

El resto se acuesta para recuperar fuerzas.

En la hoguera asistimos al relato del susto del día (la caída de Tomás) desde el punto de vista de Ito y compañía… Ellos lo vieron en vivo y en directo y nos dan detalles del incidente…. Menos mal que todo ha quedado en un susto…

Estando en la hoguera aparece Hassan (el bereber que nunca tiene frio… jeje) y nos da un pequeño masaje en los hombros y espalda a todos… parece que lo hace todas las noches..!!

Poco a poco nos vamos retirando a nuestras tiendas. Mañana nos espera otra etapa con 10 kilómetros de cronómetrada en salida…. empieza la competición para aquellos que quieran batirse en duelo!!!

DÍA ANTERIOR DÍA SIGUIENTE
Martes 14 de Octubre – TINNAY-TOUNFITE Jueves 16 de Octubre: CASA FORESTAL – LAGO TISLI