Esta noche ha hecho calor y hemos dormido con la ventana abierta. A eso de las 5 de la madrugada Iñaki se ha despertado con los rezos que difunden por megafonía. Tras escuchar los 10 minutos de rezos conseguimos dormir hasta las 5:45.

Levantarnos y nos damos otra ducha (la piel se sorprende por verse enjabonada otra vez..;). Cerrar las mochilas: las de mano cargadas hasta reventar y las de facturar casi vacías ( los kilos mandan). Desayuno buffet y a montarse en las furgonetas. Hoy nos espera un traslado de unos 250 kms, desde Ouarzazate hasta Marrakech.

Alguno está vestido y de pié…, pero con cara de dormido!!!


 
Nos ponemos en marcha….

El primer tramo del trayecto discurre entre montañas. Entre cabezadita y cabezadita nos deleitamos con los espactaculares paisajes que estamos atravesando Y antes de salir a las llanuras debemos descender un puerto espectacular ( que hace que algunos lleguemos abajo viendo estrellitas..).

Al final de la bajada hacemos una parada para estirar las piernas, ir al baño y tomar algo.

Trás el descanso a la furgoneta otra vez, rumbo a Marrakech. Menuda cabezadita que nos pegamos…, nos hemos despertado a unos 25 kms de Marrakech.

Una vez en la ciudad, nos bajamos en una gasolinera cerca de la plaza. Nos han dicho que a las 14:30 nos recogen en el mismo sitio. Son las 11:30, tenemos tiempo de perdernos por el famoso Zoco. Nada mejor que unas fotos para relataros el paseo que dimos.
 

Unas pescaderías para estómagos preparados

El niño del raid se haciendose un tatuaje de gena

Y volviendo a la plaza nos tomamos un zumo e incluso alguno compró unos dátiles.

Que envidia das Juan Mari…, quien pudiera beber eso….

Y por último los de las serpientes…, no miramos mucho por si alguna se ensañaba con nosotros…

Ahora nos dirigimos al hotel Ali para comer. Aprovechamos para degustar por última vez ( en este viaje) la comida marroquí, aunque algunos comen una pizza. La foto de familia con el té y para la furgoneta.

Camino al aeropuerto ha empezado a lloviznar, debemos darnos prisa en coger las cajas de las bici y el equipaje y entrar cuanto antes al edificio del aeropuerto para evitar mojarnos. Cuando estamos dentro la tormenta ha ido a más y está cayendo agua a mares.

Nos enfrascamos en la odisea de la facturación, facturar 20 kilos con la caja de la bici incluida es una tarea muy dificil.., aunque la mayoría lo conseguimos y nos libramos de pagar sobrepeso.

Luego un buen rato de espera hasta la hora de embarque. Tiempo que aprovechamos para reirnos y sacarnos las últimas fotos juntos.

Se acabó el raid y la estancia en Marruecos. Nos llevamos un gran recuerdo y algo muy especial que no sabemos describirlo.. El ambiente que ha habido en el grupo ha sido especial, el compañerismo increible y creemos que todos estamos con la misma sensación: buscamos una palabra que defina la experiencia vivida y no somos capaces de encontrar en el dicionario ninguna que acierte a definirlo.

Aunque no nos veamos en mucho tiempo, el recuerdo del raid nos hará estar cerca…….

Nos vemos en google!

DÍA ANTERIOR DÍA SIGUIENTE
Sabado 18 de Octubre: Tilmi-Smenrir