Este fin de semana nos espera gorda, por lo menos a mi… a probarme en 200km y además.. sola.

Viernes 28 de Mayo
Salgo de trabajar a las 5’30 y cogemos dirección de la que será nuestra casa este fin de semana: Graus, en Huesca.

Mucho camino por delante, quizá demasiado para un fin de semana, pero nos han hablado fenomenal de la marcha y hay que probarla. Eso sí, cuando nos apuntamos ya hace unos meses me da la impresión que para finales de Mayo 200km se me van a hacer muy largos. Y me he asegurado que aunque me haya apuntado a la marcha larga (200km), hay posibilidad de en el ultimo momento decidirme por la corta (135km).. y eso nos hace decidirnos a apuntarnos.

Tras 4horas y media de largo viaje, llegamos a Graus, donde tendrá lugar mañana la marcha Puertos de la Ribagorza.

Según entramos al pueblo, y estamos buscando el complejo polideportivo, allí que vemos a David Ibañez, a quien hace tiempo que no veo pero del que suelo saber por Facebook. Paramos la autocaravana y estamos charlando un ratillo con el y con su compañero Fernando. Hoy han estado con stand de Campagnolo en el recinto que la organización ha preparado para la prueba (el complejo polideportivo), y mañana darán una vueltilla en bici.

Al poco llegamos a polideportivo donde nos estan esperando los que serán los compañeros de este fin de semana: Ernesto y Soto. A Ernesto hace menos de un año que le conocemos (la semana que viene en la Iñigo Cuesta hará un año).. pero hemos compartido ya muchos fines de semana con él desde entonces, y seguro que caerán muchos más. Con Soto hemos coincidido también ya dos veces: Iñigo Cuesta y en la Perico Delgado.. Soto hace unos 10 años tuvo un accidente de tráfico que casi se lo lleva de aquí, pero es un chico ejemplo a seguir. En un principio no tenían esperanzas de que saliera del coma en el que estuvo durante 18 días, pero poco a poco lo hizo, y de qué modo. Según nos ha contado, en un principio a su madre le dijeron que seguramente ni saldría del coma… cuando salió, que si, que había salido.. pero que no sabían como quedaría.. más adelante, que seguramente no volvería a andar… cuando anduvo, que podría hacer vida normal, pero eso de correr en bici y demás (antes competía en mountain bike) que lo diera por olvidado. Cuando empezó a andar en bici.. ya solo le pudieron decir que no podría volar.. Y de momento esto es lo único que no ha conseguido. hoy en día su calendario está lleno de marchas cicloturistas, a las que va lleno de ilusión.

Estamos un rato charlando y pronto nos vamos a dormir (casi a las 12). Ellos se quedan allí, al “raso” como dicen ellos en su saco de dormir. Ya les hemos ofrecido sitio en la capuchina, pero que no quieren, así que na.. Aquí cada uno tiene sus preferencias, y es normal. A nosotros miles de veces nos dicen cuando vamos a algun sitio.. “venir a dormir a casa”.. cuando llevamos nuestro caracol a cuestas. Y no suelen entender que queramos dormir en la autocaravana teniendo camas de verdad .. pero .. nuestras camas de verdad son las de la autocaravana, es nuestra casa (a veces pienso que más casa que la fija que tenemos en Elgoibar).

Por cierto, el complejo polideportivo está lleno de autocaravanas y furgonetas aparcados para la prueba de mañana, y hay hasta un guarda de seguridad velando por nosotros. Impresionante la organización (esto lo corroboraremos mañana)

Sabado 29 de Mayo
A las 6 arriba… eso quiere decir que hoy también menos que 7 horas, y ya van muchos días así. Si habéis podido leerme un poco en Facebook, veréis que estoy cansada, no descansamos
correctamente y querría poner remedio a eso. Pero no lo consigo. Hoy me levanto medio revirada… ¡qué le vamos a hacer! Pienso: “ójala que estuviera lloviendo, así no salgo”. Pero no, el día pinta bueno tal y como dicen las previsiones meteorologicas, hace fresco a la mañana pero bueno. Así que de mala gana salgo de la cama.. además creo que algo tiene que ver que va a ser la primera vez que saldré sóla en una prueba, y encima.. 200km por delante.. ufffff.. ¿será miedo?

Nos vestimos, desayunamos y a recoger los dorsales. No tenemos que esperar nada para recogerlos, y es de agradecer. Enseguida estamos preparaditos y para las 8 Iñaki y Ernesto se van a la salida, quedandome en la autocaravana preparando las últimas cosas. Al despedirme por dentro la verdad es que noto unas sensaciones un tanto extrañas… se me va a hacer rarisimo eso de ir sola durante tanto tiempo y le echaré de menos seguro, creo que mis ojos dan a entender lo que me pasa, pero es un reto personal y aunque sé que si le digo para quedarse conmigo lo hace, no quiero… hoy va a ser mi día.. Tiene que serlo.. por delante, lo desconocido..

Acostumbro a andar entre semana muchas veces sóla, así que no es por eso, pero en una marcha no he salido nunca sola y la verdad es que da un poco de juiju. Y encima.. no me estreno en una facililla.. no…

A los 5 minutos, cuando ya estoy casi para ir a la salida, allí que vienen iñaki y Ernesto. Ernesto se lo ha pensado mejor, y parece que va a coger los manguitos.. el chaval se iba en culotte y maillot corto y hace 12 grados escasos. Esperamos un ratillo y vamos los 3 a salida, eso sí, Ernesto “sin” manguitos…

Estamos en la salida esperando a que llegue la hora


y allí también coincidimos con Ivan Mairal, un chico que he conocido por Facebook, y que lleva en Facebook el tema de la Jacetania, una marcha cicloturista que tendrá lugar en Jaca la semana que viene y a la que no podemos ir..

Ya nos da pena, si alguien va, que nos cuente qué tal.. 😉

Al dar la salida me despido de estos dos locos.. a ver qué tal les va el día, no lo sabré hasta dentro de mucho.. Nos damos suerte y cada uno a lo suyo..

Empieza la marcha y al principio vamos lentillos hasta que poco a poco conseguimos montarnos encima de la bici y dar las primeras pedaladas. Enseguida pierdo de vista a estos dos y me quedo sóla.. bueno, sola es un decir, que alrededor hay más de 2000 personas con las que compartir un rato, una subidilla, dos palabras.. vamos, que sola sola no estoy, jeje

Sé que hay 5 puertos, que el comienzo del 2º es por desnivel lo más durillo, y que el resto tampoco será muy duro. La media más grande de un kilometro es de 8’5, nada que ver con Urkiola de la semana pasada, así que si me lo tomo con calma, espero poder acabarla.

Una vez salimos de Graus se empieza a rodar con más velocidad, pero a mi en un principio me entra duda, no sé si intentar seguir a un grupo que va bastante rápido o ir viendo sensaciones y luego intentar ir mejor. Veo a dos chicos que son euskaldunes y un ratillo voy al lado, dos palabras y sin más. Entonces también veo a Ivan de nuevo y hablo un poquillo con él. Sigo sin saber qué hacer.. pero este va a hacer la corta, no sé como anda (me da que seguro que mejor que yo, pero no le conozco y no lo se) así que al final decido irme con un grupo que nos pasa al lado. El grupo va un poquillo más rápido, pero puedo seguirlo, o por lo menos eso me parece. Eso si, al cabo de poco tiempo… llega una cuestecilla que me requiere que suba piñones y hago lo que sé que no tengo que hacer: en plato grande subir al penúltimo piñon. Esta semana hemos cortado un poco la cadena (por un tema de ruidos) y ya estaba avisada, pero.. lo hago. Me quedo atascada literalmente y por lo menos no me caigo y consigo bajarme de la bici. Ahora bien… ¿qué hago yo con eso ahora? Mierda!!! me siento inutil porque no sé nada de mecánica de bicicleta. Allí estoy con todo atascado y sin poder mover la bici… La gente empieza a pasar.. el único que me pregunta a ver si me ayuda es .. y la verdad es que se lo agradezco pero le digo que tranquilo, que estoy bien y que siga.. Asi que allí me quedo, con la bici en la mano y sin saber qué hacer. Intento bajar la cadena como puedo, pero imposible.. el desviador del plato no consigue bajar la cadena.. está totalmente atascada. Con todas las manos llenas de grasa, intento cambiar de piñon la cadena, y tampoco.. no hay forma. Y la gente y grupos enormes siguen pasando… por mi cabeza empieza a pasar que esto ya se ha acabado, pero tampoco me importa mucho. Si recordáis, quería que lloviera para no salir… pues mira.  Cuando ya estoy por tirar la toalla, no sé lo que hago tiro del cambio con la mano (no sé ni como no lo he roto) y consigo soltarlo… Buenooo.. ahora toca pensar qué hacer..

Ha pasado ya muchísima gente, además justo cuando empezaba a coger ritmillo.. bueno, no pasa nada. Los siguientes pensamientos mios es que como estaré prácticamente atrás, lo más sensato será intentar hacer la pequeña y listo, no pasa nada. Así que me monto en la bici y intento volver a coger ritmo. Lo que no me he dado cuenta es que 2000 personas dan para muchos grupos que pasan… y aunque pienso que voy atrás del todo, pronto me daré cuenta que no es así, por lo menos me va pasando aún mucha gente. Enseguida llega el primer puerto, Laguarre, y aunque no es muy duro por perfil.. se me hace duro. No sé si es que estoy aún descolocada, o que realmente los comienzos se me hacen muy muy duros siempre. Ahí es cuando me doy cuenta que aún quedaba mucha gente por detrás, porque es mucha la gente que va pasandome (yo también voy pasando a unos cuántos y esto me anima).

Entre la gente que me pasa está un chico de Kapelmuur con el que hace 2 semanas pude compartir un trozo de la ruta del domingo en Sabiñanigo, una pareja de Kapelmuurs zaragozanos y más adelante Manuel Tajada, así que parece que aún queda gente por detrás, vamos que no iba última… Así que otra vez me pongo en la cabeza la meta del trazado largo.

Termina el puerto y bajamos camino a Graus, donde casi en el km 50 espera el primer avituallamiento. En este no pararé, que todavía es pronto para hacerlo, ya hay otros dos solidos-liquidos y otros 2 liquidos, además de todo lo que llevo en mis bolsillos (3 geles y 3 barritas).
Eso si, entre que la gente para, no para y que no soy muy lista ni estoy acostumbrada a esto, veo que empiezo a quedarme sola, un grupo va a unos 50 metros delante mio, y tengo que pillarlos como sea o quedarme a esperar al proximo que venga. Ni miro atrás e intento coger a los que están delante. 50 metros? igual eran incluso menos, pero a mi se me hace como unos kilometros, como cuestaaaaaa… Justo cuando estoy casi por dejarlo, llega un chico de Ermua (culotte) por detrás, me pasa y me pongo a su rueda hasta llegar al grupo (me quedaban 5 metros, pero no llegaba ya).. Que bien se respira de nuevo a rueda.. jeje.. eso ya es otra cosa. Aprovecho para comer una barrita y tras charlar un poco con el de Ermua, cambiamos de posición en el grupo.

Hasta el segundo puerto, todo llaneo picando para arriba. Todo este tramo lo hacemos en grupo, además el grupo al final es bastante grande, y se va bastante bien. En el grupo está más adelante Marques, y al final un ratillo consigo charlar con él. En el primer puerto me ha adelantado como una bala, y ni me ha visto.. cualquiera le sigue subiendo. También antes de empezar a subir el puerto vuelvo a coincidir con Manuel, que ha tenido que parar en el primer avituallamiento porque le faltaba un bidón de agua, y nos vuelve a enganchar.

Llega el segundo puerto, y ahí de nuevo todo se estira. En los pueros es habitual que cada uno suba como pueda, y que los grupos grandes acaben por ir rompiendose muchas veces hasta quedarse casi todos disgregados. Entro con respeto en los primeros metros del puerto, esperando encontrarme unas rampas enormes, pero los dos primeros kilometros que son los que pienso más duros de la marcha, voy bastante bien. Puesto ligero ligero el desarrollo y sin sufrir mucho. Ahí es cuando empiezo a pensar que sí acabaré la marcha, estoy mejor que al principio y no pienso estropearlo (si puedo , por lo menos).

Otra vez que veo a Manuel, durante la marcha de hoy andaremos todo el rato a la par, tendremos ocasión de charlar bien.

Al final del segundo, bajada hasta el avituallamiento, donde ya sí que conviene parar.
Allí están también los chicos de Markina con los que he coincidido en los primeros kilómetros. Me preguntan a ver qué tal.. y bueno, ya les digo que fijo a por la grande (ya hay que decidirse enseguida). Me despido, comer y beber algo y rellenar bidones y a seguir. Ahhh.. hoy como estoy solita, me he traido mi movil antiguo para sacar fotos, así que aprovecho para sacar varias en el avituallamiento, y más adelante hasta me animaré a sacar fotos en marcha.

Sin darme cuenta, salgo sola del avituallamiento… no veo que haya grupos hechos, y cada uno parece que va a su pedo, así que hago lo mismo. Seguro que por detrás ya llegará algún grupo en el que poder meterse, pero por delante no veo ninguno (menos mal, así no me caliento, jeje).

Enseguida llega el desvio de la marcha corta y la marcha larga. Cojo toda contenta y sin dudarlo el camino que llevará a los 200km ..

Allí sí que todo va picando para arriba.. y mucho tiempo sola, pero bueno, cada uno va a su ritmo, y la verdad es que voy agusto. Coincido ya varias veces con un trio de Renteria (creo recordar).. con los que de allí en adelante me cruzaré varias veces en la marcha..

En una esquina veo a un chico parado, con la rueda desmontada y con pinta de haber pinchado y tener algún problema. Le pregunto a ver qué le pasa.. y que no tiene cámara y ha pinchado. Me paro, y tras mirar en mi bolsa de recambios veo que tengo un par (gracias Iñaki otra vez, jeje).  La primera parece que no le sirve, tiene válvula corta.. y la segunda si. Se queda flipado cuando se la doy.. y me lo agradece un montón. Solo por ver esa sonrisa, merece la pena, la verdad. Además si alguna vez me pasa lo mismo, me gustaría que alguien me ayudara.. que no cuesta nada.. No sé el motivo por qué no tenía camara de recambio, igual por no llevar peso (lo dudo), por despiste (a mi me pasaría), porque ha pinchado antes y ya no le queda recambio… pero me da igual.

Eso si, ayudarle a cambiar el pinchazo va a ser que no le voy a hacer, más que nada porque no sé.. Me despido de él, y a seguir camino. Igual desde la organización le hubieran proporcionado una cámara, pero he leido en las recomendaciones de la marcha que no arreglarían pinchazos, así que probablemente tampoco darían cámaras.

A seguir la ruta… poco a poco para arriba, la verdad es que parece que es todo subir.. madre mia. Pero bueno no son rampas grandes ni mucho menos. Los desniveles de los puertos no son grandes, eso sí, raros de narices… Te alegras un montón al ver, “siguiente kilómetro” 3%, bien!!! pero claro, en ese kilometro hasta se llega a bajar, así que en todos los kilómetros se puede decir que hay rampas no muy duras, pero rampas.. 😉

El tercer puerto es el de Bonansa (allí es donde está la alfombrilla que contabilizará tiempos intermedios y que dirá si has hecho la larga o no). En este puerto vuelvo a juntarme un rato con uno de los de Markina, y subo un rato con él.

Bajamos el puerto y tras llanear picando para arriba, llega otro avituallamiento.

Está vez líquido y que vendrá de perlas para afrontar el que quizá sea el puerto más duro del día, más que nada porque ya llevas muchos kilómetros en las piernas y los desniveles son más continuos.

Poco a poco empezamos a subir, ahora con los dos chicos de Markina. Enseguida vemos a Manuel que va un poco por delante, y me voy con él, parece que se le está haciendo dura. Y la verdad es que yo voy bien, no puedo quejarme. Subimos todo el puerto juntos, hablando y distrayéndonos. cuando llega ya lo que parece que es final del puerto, me despido de Manuel y me quedo un poquillo esperando al chico de markina con el que ya he hecho varios kilómetros juntos. Las subidas al final le están pasando un poco de factura, pero ahí que va. Un poco de bajada, y subir otro poco más hasta el ultimo avituallamiento solido del día.

A parar toca, otra vez un poco de bebida que sabe a gloria y comer un poco. Además aprovecho para tomarme el ultimo gel que tomaré hoy (el segundo del día). Otro que llevo por si acaso se lo doy al que va conmigo.

Según nos dicen en el avituallamiento, parece que ya es todo bajar hasta meta, 60km por delante.. eso sí. Según bajamos por mi poco peso y que soy más lentilla (aunque no sé yo si me atreveré a ir más rápido algún día, que ya pillo bastante velocidad) me voy quedando un poco para atrás.. pero.. otra vez viene una subida, la supuestamente última del día. Un puerto de unos 3km de desniveles muy suaves, pero que a muchos ya termina por atragantarse. Subimos suave suave y ya sí por fin… para abajo.

El chico de Markina va más rápido bajando que yo, así que le digo que tranquilo, que se vaya.. y otra vez me quedo solita. Me voy mentalizando a que quizá tenga que hacer los ultimos kilometros sola, y aunque no miro el cuenta, creo que serán unos 50km, pero son para abajo, ni tan mal. Me pongo en mi cabeza que me queda algo así como ir a Zumaia y volver desde mi casa, y para adelante.

Entonces llega mi salvación, un grupillo de gente que todavía no parece que se están organizando para ponerse a tirar unos y otros. Allí que me meto, pero seguimos sin organizarnos, y entonces dos chicos del CC Montjuic salen del grupo y parece que van a ir algo más rápido… allí que me cuelo, detrás de ellos, y serán mi guia durante bastantes kilometros. La verdad es que no sé cuantos, no quiero ni mirar el cuenta.. 😉

Están todo el rato vigilando para atrás, creo que esperan a más compañeros. Al final se paran en una esquina justo cuando llega otro grupillo y allí que me meto. (luego agradeceré en meta a los dos chicos estos, yo no era capaz de darles relevos, y me han llevado fenomeno).

Ya voy con el que será mi grupo hasta final de marcha. Seremos unos 10 o así, y enseguida se organizan para hacer relevos. La verdad es que nunca he hecho relevo de a uno. Hace justo un par de semanas en la vuelta al Serrablo dí mi primer relevo, pero fue junto a Iñaki.. y ahora iban a relevo de a uno. Desde atrás me pongo a ver cómo va el tema, que verlo en la tele ya lo he visto, jeje.. pero bueno. Y al cabo de poco tiempo también me animo hasta a darlos yo. Entre unos 6 vamos relevandonos hasta prácticamente la meta. Cuando quedan 10-5km fallo en uno de los relevos, no consigo subir (serán las fuerzas? jeje) y me disculpo y voy para atrás.. y luego al final vuelto a atreverme con alguno más.

Contentísima llegamos todos a meta, y allí encima está Iñaki esperándome. Al parecer tenía confianza en que terminaría bien, y allí está… cámara en mano para retratar la felicidad de la llegada.

Está con Chema Arguedas y su mujer Eva. Chema también ha participado y los dos están bien duchados y guapos ya. Por cierto, a Eva la veo el año que viene participando en marchas cicloturistas, la veo toda animada! ; )

Iñaki se queda flipado cuando uno de los de la grupeta se acerca me da la mano, y me dice “gracias por los relevos”.. jeje.. por lo menos algo he hecho. Seguro que los he hecho mal, pero he hecho lo que he podido, y la verdad es que muy contenta. Quien me iba a decir cómo iba a acabar esto teniendo en cuenta cómo había empezado la mañana… 😉

Ahora charlar un poco, sacar alguna fotillo

Manuel que según me dice ha llegado en el grupo anterior, en el que también iba el chico de Markina (algún día me enteraré su nombre, que esto de el chico de Markina ya queda muy largo, jeje).. y también muy contento. Quería terminar por debajo de 7horas y al parecer ha andado un minuto arriba y uno abajo… Así que otro de enhorabuena.

Habrá que ir a ducharse, comer y demás. Lo sorprendente es que estoy bien, no tengo hambre de momento, pero estoy bien. Charlar con varios por ahi.. y a la ducha.

Tras esto aprovechamos para que nos den un masaje de lujo (ya les digo a las masajistas, que solo por esto merece la pena la ruta del día, jeje) y a comer..

Ahh.. por cierto.. según nos juntamos con Ernesto, empiezan a contarme sus aventuras.

No va y ataca Azparren y le dice Ernesto a Iñaki ” a que no hay eggs de pillarlo”, y como no, allí que sale Iñaki a por él. Pillar lo pilla, eso si… pero poco más hace. Alguno del grupo casi tiene que bajarse de la bici de la risa que le entra.. ¡¡a donde irá este!!!

La verdad es que ya les he dicho, les ha faltado llegar a donde él, tocarle el culo, decir “tocaculo” (como el juego de niños) y quedarse abiertos de patas sin poder respirar… Si es que no se les puede dejar solos…. 😉

La organización  un 10! En serio, una marcha totalmente recomendable.

Después buenas cervezas 0% , menos mal

de chachara

hasta que va quedando poca gente..

ahhh.. estamos con Urtzi y Alex de la Iban Mayo Lagunartea, que también han participado, junto a la segunda clasificada de la prueba. Una chica muy maja y que me sorprende por su humildad. En ningún momento me ha dicho nada, Urtzi y Alex han tenido que decir que ha hecho la grande y quedando segunda! Ole por ella..

Tras esto, tenemos que irnos.. a donde?? mañana lo pondré aqui, hoy tengo que irme a descansar, que como véis no duermo muuuucho.. 😉

El domingo una vuelta genial… y bien avituallada, verdad ¿Ernesto?

 Lo dicho: Puertos de Ribagorza una marcha a apuntar en el calendario. Ahhh.. ahora que me acuerdo.. jeje.. en las clasificaciones no aparezco como que haya terminado la marcha larga…. sino sólo la corta. No tengo ni diploma, jaja.. que buena..!!!!! Ahora queda la duda.. ¿realmente habré hecho la larga? Quien sabe…. jeje

Hasta mañana… continuará… con la ruta del domingo.. aquí mismo.. 😉

Por cierto, aquí todas las fotos del fin de: Fotos de Puertos de Ribagorza 2010 y del fin de semana.