Estas vacaciones hemos venido con una cosa en la cabeza. Nos encantaría tener hilo musical en casa (en mi otra vida yo ya tuve y me encantaba), pero queríamos algo económico y que no fuera mayor liada.

De momento con tener la misma música sonando en la cocina y en el comedor nos valdría, aunque quizá más adelante podamos añadir algún altavoz más en alguna otra habitación.

Tras mirar varias alternativas, esta es la que hemos elegido (seguro que hay mejores)

2018-09-20_08-47-20

2018-09-20_08-49-57

Por aproximadamente 120€ tenemos ya música en 2 salas de casa y podría añadir en más salas por 39€ (chromecast) + altavoces elegidos

Los Chromecast están conectados a la red wifi de casa (podría ser que con el router que tengas no sean compatibles, en nuestro caso hemos tenido suerte) y los configuras con el nombre que quieres que los identifique. En nuestro caso: cocina y comedor (dónde están ubicados)

¿Cómo echar la música?  Igual hay más formas, esta es la que estamos usando

Con una App: la Google Home . En ella detecta los Chromecast, los configuras y una vez configurados puedes decir que la música que está sonando en tu móvil, la saque por uno de ellos, por el otro , o por ambos (puedes hacer un grupo que incluya X ChromeCast), en nuestro caso Etxe Osoan (“toda la casa” que incluye cocina y comedor)

Screenshot_20180920-204608

Tiene algunos inconvenientes (el móvil o la tablet tiene que estar encendida y en la wifi, y cualquier cosa que quieras oír por él en el momento que está publicando, lo saca por los altavoces conectados al chromecast) , pero funciona muy bien para lo que queremos. Estamos usando estas aplicaciones para que el audio suene

  • TuneIn: radio , puedes elegir entre miles de cadenas de radio del mundo
  • Google music
  • Spotify
  • ……

Llevamos una semana con ello y yo al menos estoy encantadísima. La tablet de casa en estos momentos se nos ha fastidiado , pero si conseguimos arreglarla, instalaremos allí el Google Home y la usaremos como mando además de nuestros móviles . Ahh.. Iñaki podría estar echando música a uno de los altavoces y yo al otro.. 😉 Y como lo tenemos ahora podríamos incluso ir fastidiándonos y echando música al que tenga el otro cogido.. 😉

De momento, acierto.